Este es el contenido alternativo.

Banner
Banner
Banner

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Banner

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

SIN LIMITES

El festejo de varios grupos de pellegrinenses durante la madrugada de Año Nuevo, generó malestar en el resto de la población que fue literalmente atacada con globos de agua. Mojaron, golpearon y rompieron, arruinando lo que tendría que haber sido una celebración alegre.

 

Desde hace unos años, el festejo de Año Nuevo en Carlos Pellegrini  trae de la mano una caravana de automóviles, donde siempre reinó la alegría propia de la festividad.

Y desde hace pocos años, varios grupos comenzaron a agregarle las bombuchas y los baldes de agua, aunque siempre “jugaron” entre quienes participaban de la caravana.

El pasado 1° por la madrugada, los grupos provistos de piletas (si, piletas pelopinchos armadas llenas de globos de agua), baldes, tachos, hasta hidrolavadoras, generaron una batalla en distintos lugares del pueblo, es decir, donde veían gente, les tiraban con todo.

Las familias que plácidamente celebraban el Año Nuevo en sus veredas, donde habían armado las mesas por el calor de la fecha, fueron sorprendidas por el ataque de quienes supuestamente se divertían a costa del disgusto de sus vecinos. En su mayoría eran jóvenes, aunque también se sumaron unos adultos de unos 40 años, conocidos en el pueblo por sus andanzas.

Los llamados a la Comisaría 5° no tardaron, y el Comisario Claudio Aquino confirmó que “hubo muchas quejas, a mucha gente le pasó y se disgustaron, nosotros les pedimos en tres oportunidades que no tiraran más pero no nos hicieron caso, por lo que no nos quedó otra alternativa que pedirle a la gente que llamaba que haga la denuncia. Se renegó mucho, hay mucha gente que cree que en un festejo que es de todos, tienen derecho de hacerte partícipe de estas cosas  sin consultarte, y lo hacen sin pensar que uno puede no estar de acuerdo”.

Cada camión, carro tirado por un tractor y camionetas que llevaba a distintos grupos, iban pasando por las calles del pueblo, tirando bombuchas y agua sobre toda la gente que encontraban, sobre sus mesas, sobre sus alimentos y bebidas. Rompieron vajilla, celulares, botellas, y echaron a perder tortas y demás alimentos que estaban sobre las mesas.

No se fijaban a quienes les tiraban, y golpearon fuertemente a una beba de 9 meses con un globo de agua, que le impactó de lleno sobre su cabeza, en la parte de la oreja, mientras era amamantada por su mamá.

Otro caso lamentable fue el de un vecino al cual atacaron y les respondió tirándoles hielo, provocando la furia de los que “festejaban tirando agua”, que volvieron y le pegaron golpes de puño y le provocaron una herida cortante en su cuero cabelludo.

El festejo no fue festejo, fue violencia absoluta para el común de la gente que estaba tranquila en sus hogares y fueron atacados por estos grupos que no midieron límites y les faltaron el respeto a quienes cruzaron en su camino. Vergonzoso.

Busqueda

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Este es el contenido alternativo.

Cotizaciones